Vélez reforzó su sueño de llegar a la Libertadores con un triunfo ante un rival directoDeportes 

Vélez reforzó su sueño de llegar a la Libertadores con un triunfo ante un rival directo

Una actuación convincente y un resultado favorable era justo lo que necesitaba Vélez para coparse nuevamente y recuperar la confianza.. Con este triunfo ante el siempre ordenado y sólido Atlético Tucumán, El Fortín cortó su mini racha negativa -derrota con Tigre y empate con Argentinos por la Superliga y la humillante caída con Real Pilar en Copa Argentina- y reforzó no sólo sus chances de retornar al plano internacional en la próxima temporada sino que además sirvió para levantar la autoestima y ahuyentar dudas.

El habitual alto porcentaje de posesión identificó desde el inicio del partido al equipo de Gabriel Heinze. Y esta logró vez logró acompañarlo con varias situaciones netas de gol -uno de los déficits de un equipo que suele abrumar con el dominio y fracasar en la elaboración de situaciones claras- para inquietar bastante a un Atlético Tucumán bien parado.

La falla estuvo en el último toque. Lo tuvieron, en distintos momentos del primer tiempo, Almada, Leandro Fernández y Nicolás Domínguez en el cierre de jugadas rápidas y bien elaborados, pero todos definieron muy mal. Quien si la hizo bien fue Bouzat picándole la pelota a Lucchetti pero la pelota pegó en el poste. Tendría revancha el delantero, casi al final del primer tiempo; centro de Domínguez desde la izquierda, en el centro fallaron Bianchi, Abero y Leandro Fernández, y por la derecha apareció Bouzat para meter un fuerte remate directo al primer gol de Vélez.

Siguió elaborando situaciones en el segundo tiempo. Aunque también pasó algunos sustos en el área propia -Gervasio Núñez, en sendos tiros de esquina, cruzó una pelota a centímetros de la línea y luego motivó una buena respuesta de Hoyos- en algunos lapsos que el juego vertical de Atlético Tucumán consiguió imponer presencia en el medio y arriba.

Aferrándose a esta victoria y tratando de no volver a la maldición de los segundos tiempos en el Amalfitani -de local, le hicieron goles en la etapa final los tres últimos partidos (River, Colón y Tigre) escurriendo puntos vitales- , la categoría de Giménez y el despliegue de Bouzat sostuvieron a Vélez. Y cuando se acababa, el ingresado Salinas le cedió el pase al chileno Galdames (otro que hizo su primer gol) para sellar un 2 a 0 y volver a desparramar la alegría y la esperanza en Liniers. Soñando con la Libertadores y consolidado en la Sudamericana.

Ellos y ellas. Antes del partido posaron juntos los equipos masculino y femenino. (Foto: Prensa Vélez)

Articulos relacionados